top of page
  • Marina Martínez

Comunicación asertiva: la clave para comunicarnos mejor.

Actualizado: 19 nov 2023


Asertividad y buena comunicación
Una buena comunicación es esencial.

Los estilos de comunicación son las maneras que tenemos de relacionarnos con el resto de las personas e intercambiar información con otras personas. En función de la situación, utilizamos un estilo de comunicación u otro y cada uno de ellos va a determinar el tipo de relación que vamos a establecer con los demás.

No obstante, en cada persona siempre predomina un estilo de comunicación.


Algunos estilos de comunicación van a facilitar las interacciones sociales o, por el contrario, van a dificultar los intercambios comunicativos. Por ello, es importante reconocer cada estilo de comunicación y entrenar aquel que nos aporta mayores habilidades sociales y comunicativas.



Los diferentes estilos comunicativos:


Agresivo.  Intentamos defender nuestros derechos por encima de los demás. Anteponemos nuestros derechos gritando, insultando, gesticulando excesivamente, etc. No se intenta comunicar algo, lo que se pretende es conseguir un determinado objetivo. Se busca lograr el poder.


Pasivo o sumiso. Cuando somos pasivos aceptamos las demandas de los demás sin reparar en nuestros derechos. Consentimos, aunque nos suponga un fastidio. 

Asertivo. Sería la manera ideal de comunicarse, cuidando nuestros derechos, pero también los de otros. Debemos tener en cuenta que tenemos derecho a decir no, a pedir cambios de conducta en los demás si éstas son molestas para nosotros, a defendernos, etc. siempre sin pasar por encima de los derechos de otras personas. 



Beneficios del estilo de comunicación asertivo:


La asertividad favorece muchos aspectos de las relaciones con los demás, entre ellos se destacan los siguientes beneficios:

– Genera sensación de sentirse escuchado. Las personas que utilizan la asertividad para comunicarse se interesan realmente por la otra persona, se muestra muy atento a sus palabras y hace explícita estas sensaciones.

– Favorece que la otra persona se sienta entendida. La asertividad permite ponerse en el lugar de los demás, a pesar de mostrar perspectivas contrarias a las propias. – Facilita el acuerdo entre las distintas partes y la resolución de conflictos.

– Permite expresar emociones, sentimientos, pensamientos y opiniones, a pesar de ser contrarias a las de otras personas.

– Favorece el respeto y entendimiento de las diferentes perspectivas posibles ante un hecho.



Pautas para ser asertivo en tu día a día:


Empieza por algo pequeño. Para algunas personas más inseguras y a quienes les cueste más expresar sus sentimientos, el empezar a mostrarse puede ser muy difícil, para eso recomendamos empezar con cosas pequeñas y rutinarias. Por ejemplo, cuando salgas a comer a un restaurante y el camarero se equivoca de plato, simplemente díselo amablemente y devuélvele el plato.


Aprende a decir NO. Para ser asertivo es fundamental aprender a negarse cuando realmente es necesario. Se puede ser firme y decidido diciendo no, sin dejar de ser considerado con los demás. Por ejemplo, si no es buen momento para ti ayudar a tu amigo con un trabajo pendiente, díselo.

Comunicación asertiva, asertividad.
Comunicación asertiva

Sé sencillo y directo. Ala hora de expresar las necesidades propias, mejor de forma sencilla y directa. Cuanto más sencillez hay en las peticiones, más posibilidades de entenderse y adoptarse.


Utiliza el YO. Se trata de una forma de mostrar más autoridad en tus opiniones y demuestras confianza en ti mismo.


Utiliza el lenguaje corporal y el tono de voz. Trata de manifestar tus opiniones apoyándote en el lenguaje corporal y gesticulaciones, de esta forma inspirarás más confianza. De la misma forma, una voz audible reforzará tu discurso.


También se puede utilizar algunas técnicas más concretas, como la del disco rayado, banco de niebla, el acuerdo asertivo, la técnica del sandwich, etc.

Si quieres conocer más sobre ellas, te recomiendo que le eches un ojo a este artículo donde explica fenomenal en qué consisten algunas de estas técnicas.


En resumen, nuestras opiniones, sentimientos y necesidades son tan válidos como los de los demás y expresarlos es un derecho que nos corresponde. Expresarlos de forma asertiva nos ayuda a que los demás puedan entenderlos y entender nosotros los del resto de personas.





159 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page