top of page
  • Marina Martínez

EL PALACIO MENTAL

Actualizado: 19 nov 2023

El “palacio mental”, el “palacio de la memoria” y el “método loci”: de San Agustín a Sherlock.


El "Palacio de la memoria" y el "método loci" de San Agustín
El Palacio Mental

El “palacio de la memoria” es una metáfora de San Agustín que hace referencia a ese lugar virtual que sólo existe en nuestra imaginación (una especie de almacén donde se guardan nuestros recuerdos). Originariamente el concepto nada tenía que ver con la mnemotecnia.


La técnica mnemotécnica derivada del término agustiniano, conocida como “método loci“, consiste en imaginar un itinerario compuesto de un cierto número de lugares en un entorno familiar e imaginar los conceptos que se quiere recordar como objetos dentro del itinerario imaginado. La empleó, según cuenta la leyenda, Simónides de Ceos allá por el siglo VI a.C.

Simonides de Ceos fue invitado a un banquete en el palacio de Scopas para recitar algunos poemas sobre diferentes dioses. En un momento dado de la velada le informaron de que dos jóvenes le esperaban a la salida de la mansión para hablar con él. Cuando salió del palacio, este se derrumbó matando a la gente en su interior. Simónides pudo recordar dónde estaba todo el mundo en el momento del derrumbe, permitiendo identificar a los cadáveres y ayudar a excavar en el sitio adecuado.


EL PALACIO MENTAL también está presente en la cultura popular. Quien sea aficionado a la serie Sherlock, habrá podido observar que el excéntrico detective hace uso de este particular “lugar” en varias ocasiones a lo largo de la historia.


Para aquellos que no hayáis visto la serie (y tengáis intención de verla)… ¡OJO! que vienen SPOILERS.

Sherlock Holmes utiliza por primera vez el término “palacio mental” en Los perros de Baskerville. Una sucesión de términos fluía a través de su mente para entender el significado de Liberty, In, y Hound, ya que sabía que algo se le escapaba.

Se hace otra mención en El coche funerario vacío, donde John le insta a usar su Palacio Mental para recordar cómo se desactiva una bomba.

En el episodio Su último voto se vuelve especialmente importante. Tras recibir un disparo en el pecho, Sherlock “huye” a su Palacio Mental para evitar morir. Ahí se descubre realmente por qué lo denomina “palacio”, ya que se trata de una especie de casa con múltiples habitaciones.

Este sistema también es el empleado por Charles Augustus Magnussen, quien almacenaba todos los datos de todas las personas en una especie de biblioteca dentro de su palacio mental, para recordar los puntos débiles de las personas con las que se topa. Erróneamente, Sherlock pensaba que estos documentos se hallaban en las cámaras subterráneas de Appledore.


Construyendo el palacio:

  1. Planifícalo

  2. Recorre tu palacio para definir una ruta

  3. Identifica los lugares específicos del palacio en donde vas a guardar la información

  4. Llena tu palacio con información: Coloca la información importante en partes pequeñas y distribúyelas en el palacio.

  5. Dedica tiempo a explorar tu palacio todos los días.

Para quien quiera animarse a poner en práctica esta técnica, debe tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de “construir su palacio”:


TIENE QUE SER UN LUGAR QUE CONOZCAS MUY BIEN. DEBES PODER IMAGINAR Y RECORRER ESTA CONSTRUCCIÓN MENTAL CON FACILIDAD, RECORDANDO PERFECTAMENTE CADA HABITACIÓN Y CADA RINCÓN. PARA ESTO PUEDE SERVIRTE DE UN LUGAR QUE YA CONOCES.


Tiene que ser fácil de visualizar. Y cada habitación debe ser diferente, con rasgos distintivos, para no confundirnos entre los diferentes emplazamientos a la hora de introducir la información.


Nos debe permitir recorrerlo fácil y rápidamente. Aunque esto depende en gran parte de la práctica que tengas utilizando la técnica, para que nos resulte más sencillo, debemos intentar recorrer cada espacio en un sentido lineal o circular.


Debe ser detallado y dar juego a la hora de asociar diferentes imágenes mentales dentro de él. Por ejemplo, se puede dividir cada habitación en diferentes partes donde incluir la información: estanterías, cajones, escritorios, armarios… Cualquier cosa llamativa o cualquier elemento que nos permita asociar una imagen mental.


Y, por supuesto, debe ser lo suficientemente amplio para poder recoger la información que necesitamos memorizar.

484 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page